Menú Cerrar

La importancia de mantener una buena salud bucodental

¿Por qué es tan importante la higiene bucal?

Los adultos mayores de 35 años pierden más dientes que las caries debido a la enfermedad de las encías (enfermedad periodontal). Tres de cada cuatro adultos se ven afectados en algún momento de sus vidas. La mejor manera de prevenir las caries y la enfermedad periodontal es mediante buenas técnicas diarias de cepillado dental y uso de hilo dental.

La enfermedad periodontal y la caries son ambas causadas por la placa bacteriana. La placa es una película incolora que se adhiere a los dientes en la línea de las encías y se forma constantemente en tus dientes. Mediante un cepillado y uso de hilo dental a diario, puedes eliminar estos gérmenes y ayudar a prevenir la enfermedad periodontal.

Cómo cepillar

Mientras cepillas las superficies externas de los dientes, coloca el cepillo en un ángulo de 45 grados donde se encuentran las encías y los dientes. Mueve suavemente el cepillo en un movimiento circular varias veces con movimientos pequeños y suaves. Usa una presión ligera mientras colocas las cerdas entre los dientes, pero no tanta presión que sientas incomodidad.

Cuando termines de limpiar las superficies externas sigue las mismas instrucciones para limpiar el interior de los dientes posteriores.

Para limpiar las superficies internas de los dientes frontales superiores e inferiores, sostén el cepillo verticalmente. Haz varios movimientos suaves hacia adelante y hacia atrás sobre cada diente y no te olvides de cepillar suavemente el tejido de las encías que lo rodea.

A continuación, limpiarás las superficies de mordedura de tus dientes con movimientos cortos y suaves. Cambia la posición del cepillo tantas veces como sea necesario para alcanzar y limpiar todas las superficies. Una vez que hayas terminado, enjuagua vigorosamente para eliminar cualquier placa que puedas haber aflojado durante el cepillado.

Cómo usar el hilo dental

La enfermedad periodontal generalmente aparece entre los dientes donde tu cepillo de dientes no puede alcanzar. El uso de hilo dental es una forma muy efectiva de eliminar la placa de esas superficies. Sin embargo, es importante desarrollar la técnica adecuada. Las siguientes instrucciones te ayudarán, pero recuerda que lleva tiempo y práctica.

Comience con un trozo de hilo dental (encerado es más fácil) de aproximadamente 25 cm de largo. Enrolla ligeramente la mayor parte del hilo alrededor del dedo medio de una mano y el resto del hilo alrededor del dedo medio de la otra mano.

Para limpiar los dientes superiores, sostén el hilo dental firmemente entre el pulgar y el índice de cada mano. Inserta suavemente el hilo dental entre los dientes con un movimiento hacia adelante y hacia atrás, es importante no forzar el hilo dental ni intentar encajarlo para colocarlo. Mueve el hilo hacia arriba y hacia abajo en el costado de un diente. Recuerda que hay dos superficies dentales que deben limpiarse en cada espacio.

A medida que el hilo dental se ensucie, gíralo de un dedo al otro para obtener una sección nueva.

Para limpiar entre los dientes inferiores, guíe el hilo dental con el dedo índice de ambas manos. No olvide la parte posterior del último diente en ambos lados, superior e inferior.

Cuando hayas terminado, enjuagua vigorosamente con agua para eliminar la placa y las partículas de alimentos. No te alarmes si durante la primera semana de uso de seda dental sangran ligeramente las encías o te duele un poco. Si te duelen las encías mientras  estás usando el hilo dental, podrías estar haciéndolo demasiado fuerte. A medida que usa hilo dental todos los días y elimina la placa, sus encías sanarán y la hemorragia se detendrá.

Cuidando los dientes sensibles

A veces, después de un tratamiento dental, los dientes son sensibles al calor y al frío. Esto no debería durar mucho, siempre que tu boca se mantenga limpia. Si tu boca no se mantiene limpia, la sensibilidad permanecerá y podría volverse más severa.

Si tus dientes son especialmente sensibles, consulta con tu dentista, puede recomendarte una pasta de dientes medicada o un enjuague bucal hechos especialmente para dientes sensibles.

Elegir productos de higiene bucal

Hay tantos productos en el mercado que puede ser confuso elegir entre todos. Aquí hay algunas sugerencias para elegir productos de cuidado dental que funcionarán para la mayoría de los pacientes.

Los cepillos de dientes electrónicos automáticos y de alta tecnología son seguros y efectivos para la mayoría de los pacientes. Los irrigadores orales (dispositivos de rociado de agua) enjuagarán la boca a fondo, pero no eliminarán la placa. Debes cepillarte y usar hilo dental junto con el irrigador.

Algunos cepillos de dientes tienen una punta de goma en el mango; esto se usa para masajear las encías después del cepillado. También hay pequeños cepillos (cepillos de dientes interproximales) que limpian entre los dientes. Si se usan de forma incorrecta, podría lesionar las encías, por lo tanto, asegúrate de hablar sobre el uso adecuado de estos cepillos con tu dentista.

Si se usas junto con el cepillado y el uso del hilo dental, las pastas dentales con flúor y los enjuagues bucales pueden reducir la caries hasta en un 40 por ciento.

 

Puedes venir a visitarnos en la Clínica Dental Bosco y te asesoraremos e informaremos de todos los tratamientos y métodos de prevención para mantener una buena salud bucodental.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar